Menú principal

¡Taxista, siga a esa app!

aplicación para móviles

Una sencilla aplicación para móviles ha puesto en pie de guerra al sector del taxi en nuestro país. La llegada de Uber a España no ha sentado nada bien (siendo terriblemente eufemísticos) a los propietarios de licencias de taxi, que ven en el servicio que se ofrece una auténtica competencia desleal. Desde el otro lado se defienden poniendo en valor la sencillez de uso y democratización del sector del transporte urbano que Uber supone.

Pero, ¿qué es exactamente Uber? Esta aplicación conecta el GPS del teléfono móvil con el conductor más cercano, que puede recoger al usuario incluso si éste no conoce exactamente la localización o dirección en la que se encuentra. Cuando el usuario solicita un viaje, la app le muestra en el mapa la situación exacta del conductor, así como los detalles del mismo y aspectos técnicos del coche. También se pueden enviar a los conductores mensajes y consultar de manera sencilla las tarifas aplicables a la ciudad en concreto en la que se encuentra el cliente. Eso ayuda a que el usuario pueda calcular de manera exacta el presupuesto para su itinerario. Uber permite el pago por tarjeta e incluso dividir la tarifa de un viaje entre amigos que vayan a compartir el servicio.

La aplicación se presentó en sociedad en el año 2009 en San Francisco y, desde entonces, se ha conseguido expandir (actualmente opera en 90 ciudades del mundo), contando incluso con el apoyo financiero de firmas como Goldman Sachs.

Protestas generalizadas

Las protestas que primero se produjeron en ciudades como Nueva York o la propia San Francisco, ya han cruzado el charco. En París o Bruselas los taxistas han puesto el grito en el cielo, algo que parece ser inminente en España, ya que Uber ha anunciado su “aterrizaje” en Barcelona. La Confederación del Taxi de España ya ha anunciado movilizaciones, pues cifra en unos 100.000 puestos de trabajo los que peligran de calar la idea de Uber.

En este sentido, la legislación española al respecto prohíbe que particulares sin licencia puedan cobrar a terceros por un servicio de transporte, a no ser que sea para compartir gastos de una ruta (por ejemplo, particulares que van al trabajo juntos). Así, la llegada de Uber a nuestro país se produce en una suerte de situación de limbo legal (o de ilegalidad, directamente) que ha llevado a las principales entidades profesionales de taxistas a llamar a la movilización, no sólo en la Ciudad Condal sino en todo el territorio nacional.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>