Menú principal

¿Quieres ir al cielo?

servicios funerarios

Morirse ya no es lo que era. Como cada año por estas fechas, los cementerios se llenan de personas que acuden a honrar a sus amigos y familiares. La esencia es la misma, pero las formas no. Y es que las empresas del sector se esfuerzan por innovar y ofrecer nuevos servicios funerarios, que, en la actualidad, cuestan 3.500 euros de media, según un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Aunque parezca increíble, ahora es posible asistir a un funeral vía streaming desde cualquier lugar del planeta en el que haya conexión a internet. Grupo Mémora tiene previsto ofertar esta opción a través de su página web gracias a un moderno software.

Las familias de los fallecidos tendrán, además, la posibilidad de llevarse una grabación de la ceremonia justo al finalizar ésta, editada con tecnología en alta definición. Los funerales, aunque siempre son tristes por las pérdidas que conllevan, pueden ser más entrañables y ofrecer un mayor consuelo mediante estos avances. Y es que estos nuevos servicios funerarios incluyen la proyección de imágenes del difunto en pantallas ubicadas en los tanatorios.

Descanso en la estratosfera

Pasar la eternidad en el cielo es la aspiración de muchas personas. Ahora es posible hacerlo con toda seguridad. Y es que Grupo Mémora acaba de anunciar el lanzamiento de un original servicio funerario: esparcir las cenizas desde una altura de 35.000 metros. O lo que es lo mismo, desde la estratosfera. Como si de un salto de Felix Baumgartner se tratara. Los restos mortales del fallecido ascenderán en un globo de helio, el cual, al alcanzar dicha altura, se desintegrará.

El globo incorporará un mecanismo de posicionamiento, de modo que los familiares podrán conocer la ubicación y el instante en el que las cenizas quedarán suspendidas en la estratosfera. El precio de este servicio rondará los 2.000 euros. Se trata de una potente innovación en este ámbito, no cabe duda, motivada por la necesidad que tienen las empresas dedicadas al negocio de la muerte de recuperarse tras la subida del IVA.

El salto del 8% al 21% en este impuesto ha provocado importantes caídas en el sector. De acuerdo con la Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef), la facturación ha descendido un 15% por el incremento del IVA y la crisis económica. Teniendo en cuenta esta situación, no es extraño que las compañías funerarias centren sus esfuerzos en ofertar mejores y revolucionarios servicios, como las urnas arcillosas que se deshacen en el mar o el uso de materiales biodegradables en los ataúdes para minimizar su impacto ambiental. Porque hasta morirse, contamina.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>