Menú principal

Potencia tu marca con el neuromarketing

Potencia tu marca con el neuromarketing

Conocer las emociones de su público objetivo es fundamental para las marcas. Aquí es donde entra en juego el neuromarketing, disciplina que traslada los principios de la neurociencia a las técnicas de venta. Es decir, que analiza los niveles de emoción, memoria y atención de los clientes ante determinados estímulos para entender en base a qué toman sus decisiones en materia comercial. Uno de los ejemplos de neuromarketing más conocidos lo encontramos cada día en los supermercados, que sitúan los productos en función de los impulsos y los hábitos de los compradores.

Es de sobra conocido que los artículos que se sitúan a la altura de los ojos tienen más probabilidades de acabar dentro del carrito de compra, por ejemplo. El olfato también es un aliado de las grandes superficies y es que, ¿quién no se ha sentido atraído por el aroma del pan recién hecho? El conocimiento de los entresijos del cerebro avanza a pasos agigantados y esta información es una herramienta muy eficaz para las marcas. Y es que está científicamente demostrado que en las decisiones de compra intervienen más las emociones que el pensamiento racional.

Cerebro reptiliano

Muchos de nuestros comportamientos habituales parten del llamado cerebro reptiliano y es a este punto al que deben apelar las marcas, puesto que también es el responsable de la toma de decisiones rápidas. El marketing sensorial está íntimamente relacionado con estas cuestiones. Está comprobado que los olores y la música pueden promover las compras. Por ello, las firmas deben dirigirse al mayor número de sentidos posible para ganar puntos frente al cerebro reptiliano del consumidor.

Por supuesto, es imprescindible tratar de que los clientes vinculen la marca con aspectos positivos. Se trata de una ardua labor, pero da jugosos frutos. La experiencia con la comunidad online, los descuentos personalizados, las felicitaciones de cumpleaños… son pequeños gestos que favorecen que los consumidores tengan una visión positiva de una empresa. Para potenciar una marca con neuromarketing también es recomendable subrayar la necesidad que tiene el público objetivo de ese producto o servicio.

Los seres humanos respondemos más intensamente a los mensajes que prometen evitarnos dolor a aquellos que aseguran la felicidad o el placer. Por este motivo, es esencial plantear el negativo escenario que aparecería ante los clientes si no optan por la marca que se quiere promover. Todos estos estímulos los percibimos, incluso, desde el vientre materno. Así que no es extraño que las firmas ideen estrategias para generar sentimientos positivos hacia ellas en los niños pequeños. A buen seguro que, en un futuro próximo, conoceremos más detalles del neuromarketing para vender una marca, aunque antes seguro que ya hemos sido expuestos a ellos.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>