Menú principal

El milagro de las baterías de grafeno

baterías de grafeno

Hace mucho tiempo que los investigadores tratan de hallar alternativas a los combustibles fósiles, sobre todo, al petróleo. Entre los descubrimientos más recientes, se encuentra el grafeno, una sustancia compuesta por carbono puro (puedes conocer más datos sobre ello aquí: http://es.wikipedia.org/wiki/Grafeno) que ha revolucionado el mundo de la tecnología. Ya se ha probado su eficacia mediante diferentes aplicaciones. Una de las que más repercusiones ha tenido es la batería de grafeno. Esta innovación se la debemos, precisamente, a una empresa española, Graphenano, que, en colaboración con la Universidad de Córdoba, ha fabricado el primer modelo de estas características.

El rendimiento de la batería de grafeno resulta asombroso. En sólo ocho minutos, puede cargarse y permitir que un coche eléctrico recorra mil kilómetros. Esta espectacular capacidad ha suscitado el interés de algunas de las compañías automovilísticas más importantes del mundo. De hecho, Grabat Energy comenzará a fabricar estas baterías en serie este año que acabamos de estrenar. Se trata del punto de partida de una expansión que puede ser decisiva para dar el empujón definitivo al sector de los vehículos eléctricos.

Una hoja de átomos de carbono

El grafeno destaca por su enorme dureza. Tanto es así, que está considerado como el material más resistente de todos los que existen. Esta capa de átomos de carbono es extremadamente delgada y está dotada de propiedades muy valiosas, como la flexibilidad, conductividad y transparencia. Valiosos atributos que permitirán realizar importantes innovaciones en campos como la aeronáutica y la computación, entre muchos otros.

Una de las cualidades más apreciadas de las baterías de grafeno es su escaso peso. Aproximadamente, la mitad de las tradicionales. De esta manera, es posible potenciar la autonomía de los dispositivos que las incluyen. El reto que se plantea ahora es el de rebajar su volumen. Y es que su elevada densidad sólo permite utilizarlas en vehículos y no en aparatos de pequeño tamaño, como pueden ser los móviles. Los investigadores de la Universidad cordobesa están trabajando para mejorar este aspecto.

Y hay una ventaja más: el coste. Las baterías de grafeno no sólo serán más eficaces que las convencionales, sino que también serán más baratas. Hasta casi un 80% que las baterías de litio, con lo que su precio resultará muy competitivo. Los propietarios de vehículos eléctricos no tendrán que realizar adaptación alguna para incorporar las baterías de grafeno, con lo que su expansión comercial promete ser muy rápida.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>