Menú principal

Los logros de la innovación alimentaria

innovación alimentaria

La industria de la alimentación avanza a pasos agigantados. Los productos, tanto naturales como elaborados, cada vez cuentan con más propiedades beneficiosas para el ser humano gracias a la innovación alimentaria que se viene desarrollando en los últimos años. De hecho, medicina y alimentación están cada vez más relacionadas. Uno de los descubrimientos más sorprendentes es el de las vacunas comestibles. La principal ventaja de estos fármacos es que pueden conservarse más fácilmente que las vacunas convencionales y, además, con costes menos elevados.

De este modo, podrían enviarse a puntos del planeta recónditos. Este proyecto se fundamenta en el desarrollo de alimentos modificados, entre cuya composición están las vacunas. En España tenemos varios ejemplos de esta innovación en los alimentos, como los tomates transgénicos que se emplean como vacunas contra los rotavirus que produce el Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas de Valencia.

Nanotecnología en la dieta

La nanotecnología también ha establecido una relación muy estrecha con la dieta. Y es que las posibilidades que ofrece esta combinación son innumerables y todavía poco exploradas. Por ejemplo, las píldoras que actúan como biosensores suponen una verdadera revolución. Estas pastillas tienen que ser tragadas por el paciente y, una vez dentro del organismo, son capaces de detectar ciertos trastornos sin necesidad de tener que realizar incómodas y costosas pruebas médicas. Las cápsulas son especialmente efectivas para diagnosticar problemas intestinales.

Que las naranjas aportan múltiples beneficios al cuerpo es algo de sobra conocido. Pero ahora aún más. Un grupo de especialistas del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha logrado unas naranjas que contienen una mayor cantidad de antioxidantes. En concreto, un 20% más que las convencionales gracias al aumento de la dosis de beta-caroteno. Además, los expertos que han desarrollado esta investigación han conseguido reducir el tiempo de floración de las naranjas hasta los cuatro meses, menos de la mitad del que suele ser normal en el laboratorio.

La innovación alimentaria también ha llegado a la clara de huevo. El Instituto de Investigación en Ciencias de Alimentación ha patentado un producto derivado de este alimento que tiene numerosas aplicaciones en la cocina gourmet. La propiedad más curiosa que posee es que puede volver a montarse transcurrido un tiempo y es capaz de generar espumas con una textura ligera. Los investigadores han conseguido este producto después de aplicar a la clara de huevo pasteurizada una enzima que parte las proteínas en trozos de escasas dimensiones a través de un proceso llamado hidrólisis. Disfrutar del placer de comer nunca ha sido tan beneficioso.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>