Menú principal

La piratería 2.0 al abordaje

piratería

Pablo Picasso dijo en su día que lo que define a un genio es “robar”, apropiarse directamente de la inspiración de otros, frente a los grandes artistas que, simplemente, copian. Ignoramos si en el capítulo de la empresa esta máxima se cumple, pero lo cierto es que en España son cada vez más las falsificaciones de productos que inundan el mercado, en diferentes apartados, y cada vez son más complejas de determinar estas falsificaciones.

La Asociación Empresarial de Comercio Textil y Complementos acaba de publicar los resultados de un estudio en el que se muestra la manera en la que los falsificadores están “refinando” sus procesos de producción fraudulenta, alcanzando en algunos casos un elevado nivel de destreza tecnológica. Desde esta asociación empresarial se pone el acento en que  los electrodomésticos, el tabaco y los artículos de vestir son los productos más sujetos a falsificaciones. En este sentido, se estima que los españoles gastamos la friolera de unos 205 euros anuales en falsificaciones de electrodomésticos, sólo por citar una de las partidas objeto de estudio. En falsificaciones de equipos informáticos, cámaras fotográficas y teléfonos móviles los españoles invertimos más de 175 euros cada año.

El análisis desarrollado por la Asociación Empresarial de Comercio Textil y Complementos deja a las claras que, frente a un número relativamente pequeño de usuarios que son estafados en sus compras, creyendo que adquieren un producto legítimo, una gran mayoría adquiere productos falsos a sabiendas, empujados por sus menores precios, en la gran mayoría de los casos.

Esta tendencia preocupa, y mucho, no sólo a las empresas, sino también a los legisladores y firmas relacionadas con el derecho y la propiedad intelectual. En este sentido, la empresa de abogados Garrigues organizaba una jornada sobre el efecto de la piratería 2.0 en las ventas de moda y textil, en la que se dejaba de manifiesto que uno de cada tres españoles compra productos de moda y prendas falsas a través de la red. Se considera que los falsificadores, sólo en el sector de la moda, defraudan a la Seguridad Social y a Hacienda unos 1.500 millones de euros anuales.

Pese a que España se encuentra fuera de la lista negra de EEUU de contenidos digitales pirateados, lo cierto es que la industria de los contenidos audiovisuales también es una de las que más se está viendo afectada por el triunfo de ese fenómeno de la piratería 2.0.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>