Menú principal

España suspende en I+D+i

I+d+i

Uno de los segmentos que mejor pueden determinar el grado de desarrollo de una determinada economía es el de la inversión en actividades innovadoras y de contenido tecnológico que hacen sus empresas y, por otro lado, el grado de apoyo con el que la administración impulsa dichas actividades. Por desgracia debemos decir que, al menos en los últimos ejercicios, España suspende en ambos apartados de manera bastante estrepitosa, pese a que esta inversión es estratégica de cara al crecimiento económico.

La empresa ante el impulso innovador

Según un estudio de Deloitte sobre el nivel de innovación en la empresa española, nuestro país se produce una curiosa paradoja. Por un lado somos una de las naciones de nuestro entorno en las que más se habla en la prensa y los medios de innovación pero, por el otro, nuestro país se sitúa en un más que modesto puesto 30 en materia de innovación en el marco empresarial (en I+D en general, España se situaría en el puesto 11 a nivel mundial), por debajo de países como Malasia, Túnez, República Checa, Irlanda o Nueva Zelanda y a años luz de Japón, Suiza, Alemania o EEUU. Desde la firma se recomienda situar la innovación como una prioridad dentro de la empresa española, lograr el compromiso en la materia por parte de la alta dirección de cada firma, lograr los recursos adecuados, sistematizar los procesos dirigidos a acciones innovadoras y, asimismo, rentabilizar la propiedad intelectual.

La innovación, más si cabe en una economía globalizada como la actual, es más una imposición que una necesidad. En este sentido, la Encuesta Mundial de Innovación de PricewaterhoseCoopers para el 2013 señalaba que el 20% de las compañías más innovadoras del mundo crecerá más del 60% en el próximo lustro, mientras que el crecimiento del 20% de las menos activas en materia de investigación no llegará al 21%.  Curiosamente, el 100% de las empresas españolas cuestionadas en el informe ven la innovación como un factor clave para su crecimiento a medio plazo.

Cae el aporte del Gobierno

Según los propios datos del Ministerio de Economía, la inversión del Gobierno en I+D+i no ha hecho más que descender en nuestro país desde el año 2009. En ese periodo se alcanzaban los 9.673 millones entre investigación civil y militar. El pasado año, el gasto en actividades de Innovación, Desarrollo e innovación se situó en 5.932. Casi 4.000 millones de diferencia en apenas 5 años.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>