Menú principal

¿Cómo sé si me están robando el Wi-Fi en casa?

robo de wi-fi

Uno de los grandes “peros” que nos encontramos con la tecnología Wi-Fi es que, si no somos precavidos, pueden robarnos la conexión y aprovecharse de ella sin que nos demos cuenta.

Los síntomas más claros que pueden demostrar que alguien está aprovechándose de nuestra conexión pueden ser la carga de webs de una manera mucho más lenta de lo normal, caídas de conexiones inexplicables o cortes en una transmisión en streaming entre muchas otras.

A veces puede tratarse de un fallo técnico, pero debido a la calidad que ofrecen los ISP hoy en día, la sucesión de estos síntomas deja de ser algo puntual y las sospechas de un robo de Wi-Fi son más lógicas.

Según un estudio realizado por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información así como el Instituto Nacional de Ciberseguridad, se revela que alrededor de un 12,5% de los usuarios deja su red desprotegida y alrededor de un 26% ignora por completo con qué seguridad tienen protegida su conexión a Internet.

¿Cómo podemos saber si nos están robando el Wi-Fi?

Además de los síntomas antes citados hay herramientas gratuitas que podemos tener en cuenta para asegurarnos de que alguien está aprovechándose de nuestra conexión a Internet. Por ejemplo, para Windows podemos utilizar programas como Microsoft Network Monitor, y Mac OS X Hints para Apple.

Para dispositivos móviles nos encontramos con el Net Scan o el Network Discovery para Android y para dispositivos iOS podemos utilizar INet o IP Network Scanner entre muchos otros.

Su funcionalidad detecta aquellos equipos que estén conectados a nuestra red en el instante en el que los ejecutamos, lo que nos permitirá saber si nos están robando la conexión.

¿Cómo evitar que nos roben la Wi-Fi?

Lo primero que debemos hacer es cambiar la contraseña del router. Por comodidad o por desconocimiento, no solemos cambiarla y normalmente suelen venir con claves por defecto, las cuales no es muy difícil saber si buscamos por Internet.

En este caso no podemos olvidarnos de crear una contraseña alfanumérica y con símbolos. Siempre será mucho más segura la clave “cl4v3des3gvr1d4d@+” que “nuevaclavewifi”, por ejemplo. Lo importante es ponérselo lo más difícil a los amigos de robar la señal Wi-Fi.

No debemos olvidarnos de configurar el router para que solamente permita que los dispositivos que le digamos puedan conectarse, para ello tenemos que permitir solo el acceso a determinadas direcciones MAC.

Cambiar el nombre de la Wi-Fi puede ser otra alternativa, quitar la que tiene por defecto y así nos ahorraremos que puedan saber la clave que viene por defecto si no la hemos cambiado ya.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>