Menú principal

Cómo convertir heces en agua potable

convertir heces en agua

El ingenio de la raza humana nunca deja de sorprendernos. En la búsqueda por aprovechar al máximo los recursos existentes, los investigadores han alcanzado un hito, cuando menos, sorprendente. Se trata de un sistema capaz de convertir heces en agua apta para el consumo, que se denomina Janicki Omniprocessor (en este vídeo puedes ver cómo funciona). Y, detrás de esta iniciativa, se encuentra, nada más y nada menos, que Bill Gates, fundador de Microsoft. Esta prodigiosa máquina tiene una finalidad altruista, puesto que su objetivo es conseguir que las condiciones de salubridad en países pobres sean adecuadas y, al mismo tiempo, lograr generar energía.

El proceso consiste en hervir la materia fecal, de modo que se separe el vapor de agua de los restos. Los excrementos se someten a una operación de secado y el vapor generado por el calentamiento de los purines genera energía eléctrica. Asimismo, el agua almacenada durante el secado pasa por una serie de filtros para depurarla y conseguir un líquido totalmente óptimo para el consumo humano.

Central piloto

La fundación del magnate de la informática es la encargada de financiar este proyecto, que ya plantea abrir, en 2015, una central piloto en Senegal. Si la iniciativa da los resultados esperados, la intención es extender este método para convertir heces en agua potable a otros países en los que es sumamente complicado acceder al agua y, además, ésta no llega a los niveles de salubridad deseables. Según Gates, Janicki Omniprocessor tiene capacidad para reciclar los excrementos de un núcleo poblacional de 100.000 personas. Con esta cantidad, podrían generarse 250 kilowatios de energía eléctrica y 86.000 litros de agua cada día.

Se calcula que en torno a 2.000 millones de personas viven sin las condiciones higiénicas óptimas para garantizar su salud. Buena parte de estos seres humanos se ve afectada por una deficiente gestión de los purines, que provoca que se contamine el agua destinada al consumo. Una situación que causa numerosas enfermedades a millones de personas, en muchos casos con consecuencias fatales.

Quizá a algunos les dé reparo beber agua reciclada por el Janicki Omniprocessor. Para demostrar que convertir heces en agua es posible y que el líquido resultante es completamente seguro para la ingesta, el propio Bill Gates accedió a beber un vaso de agua procedente de la extraordinaria máquina. El filántropo aseguró que tenía tan buen sabor como cualquier agua embotellada. Puedes ver este momento en el enlace que pusimos al principio del post. Y tú, ¿beberías agua reciclada de excrementos?

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>